Logo Blog Ferca

Casas-cúpula para vivir en cualquier parte

casa-cupula

WaterNest 100 tiene una superficie de 93 metros cuadrados, 12 metros de diámetro y cuenta con una altura de cuatro metros

Casas-cúpula para vivir en cualquier parte

¿A quién no le gustaría tener una casa, no en un lago, sino sobre uno? Disfrutar del paisaje y de la armonía que proporciona un entorno natural acuático es uno de los placeres de la vida, casi extrapolable a toda la población. ¿El por qué? En nuestro ADN está escrito. Del agua venimos y quizás hacia ella vamos, otra vez.

Dejando atrás las teorías de la evolución darwinistas, es remarcable que aproximadamente el 70% de la corteza terrestre está cubierta por el elixir de la vida y en tiempos venideros este porcentaje será aún mayor, ya que el progresivo deshielo de los polos, producido por el cambio climático, está provocando un aumento del nivel del mar, que en el futuro se tragará a ciudades costeras como Venecia. Pero, ¿por qué temer al avance de las aguas? Quizás ha llegado la hora de plantar cara a Poseidón y por lo menos domesticar los cielos de su reino.

Así lo propone la compañía con sede en Londres EcoFloLife con WaterNest 100, una casa sostenible, que funciona con energía solar y que está pensada para echar raíces en aguas tranquilas. 

Diseñada por el prestigioso arquitecto italiano Giancarlo Zema, esta vivienda, que recuerda a las cápsulas de la serie televisiva Dragon Ball, tiene una superficie de 93 metros cuadrados, 12 metros de diámetro y cuenta con una altura de cuatro metros.

Una propuesta ideal para aquellos que desean vivir en completa armonía con la naturaleza. Los balcones laterales y las grandes ventanas de WaterNest 100 provocan que el paisaje se integre por completo en la estructura de la vivienda y permiten a sus inquilinos disfrutar de unas vistas fantásticas. 

El precio fluctúa dependiendo de las características de la casa y se mueve en una horquilla que va desde los 500.000 euros, la más barata, hasta los 800.000 euros, la más cara.
Eficiencia y sostenibilidad, el binomio perfecto

Bajo la premisa de ser responsable con el medio ambiente en sumo grado, WaterNest 100 está pensada para ser lo más verde posible. “El uso de materiales y sistemas de producción sostenibles hacen que esta unidad sea reciclable hasta un 98%”, aseguran desde la compañía.

Su estructura está hecha de madera laminada y un casco de aluminio, ambos reciclados. El techo de la casa flotante es un panel solar de 60 metros cuadrados capaz de generar 4 kWp que se utilizan para las necesidades energéticas de la casa.

Además, gracias a un sistema de micro-ventilación natural y aire acondicionado, sus impulsores la clasifican como un “hábitat residencial de bajo consumo”.

El interior de WaterNest 100 puede incluir una sala de estar, un comedor, dormitorio, cocina y baño, aunque se puede personalizar según las preferencias del propietario, que incluso puede hacer de esta vivienda un establecimiento de trabajo, como por ejemplo un restaurante, una oficina o una tienda.
Pueblos flotantes

“La felicidad sólo es real cuando es compartida”. El ser humano es un animal social y EcoFloLife ha pensado en eso. Desde la compañía, señalan la posibilidad de instalar varios WaterNest 100 en lugares con aguas tranquilas para levantar un pequeño pueblo de casas flotantes. 

¿Pero qué pasaría si el nivel del agua aumenta o si hay inundaciones? “Las fluctuaciones en el nivel del agua no son un problema para el WaterNest Village, que se adapta naturalmente elevando o bajando su nivel flotante sin el uso de elementos mecánicos o cualquier desperdicio de electricidad”, tranquiliza la compañía.

Sin duda se trata de un concepto de vivienda transgresor que a más de uno no le importaría poseer. ¿A quién no le gustaría formar parte de una comunidad asentada sobre las aguas de un lugar precioso